viernes, 30 de agosto de 2013

Aprender a quererse a sí mismo


Un ingrediente fundamental para poder amar a otra persona es amarnos a nosotros mismos. Nadie puede dar lo que no tiene; así que, si no sentimos amor por nosotros, no podemos amar a los demás.


¿Qué significa amarnos a nosotros mismos?


Significa darnos la oportunidad de descubrir el gran potencial y la grandeza que llevamos dentro.

Significa ser honestos con nosotros y comprometernos con nuestra vida.

Significa tener en cuenta nuestras necesidades y respetarnos, aceptarnos y querernos por ser solo quienes somos.

Significa dejar de juzgarnos, de criticarnos, de compararnos con los demás, dejar de exigirnos ser diferentes de quienes somos y romper con la idea aprendida que tenemos respecto a nosotros. Ésta condiciona nuestra vida y nos lleva a vivir desconociendo una parte importante y valiosa de quienes somos.

Amarnos significa atrevernos a ser quienes somos, abrazando nuestra realidad aunque a veces no nos guste o no se acerque a lo que queremos que sea, porque acogiéndola podemos atravesarla y trascenderla.

Cuando aprendemos a amarnos, buscamos nuestro bienestar y somos capaces de proporcionar bienestar a otras personas. Desde aquí, elegimos  para relacionarnos personas que también se aman y establecemos relaciones saludables que nos permiten ser quienes somos y crecer y madurar de acuerdo con nuestro propio proceso, caminando a nuestro propio ritmo.


Cuando aprendemos a amarnos, perdemos el miedo a perder, entonces comienza nuestro crecimiento como personas autónomas:

Amarnos es conocernos. No se puede amar lo que se desconoce. Poner conciencia en ese olvido que hemos hecho de nosotros es rescatarnos para la vida.

Amarnos es escucharnos, atender y cuidar nuestras necesidades.

Amarnos es abrirnos, liberar los condicionamientos que nos mantienen encerrados en nosotros mismos y atrapados en sentimientos caducos.

Amarnos es atrevernos a ser quienes somos despojándonos de las máscaras que nos hemos colocado para agradar a los demás y conseguir su amor.

Amarnos es aceptarnos con lo que nos gusta más, con lo que nos gusta menos, con todas nuestras capacidades y también con todas nuestras limitaciones.

Amarnos es hacernos responsables de nuestra vida sin echar balones fuera.

Amarnos es vivir presentes y conscientes de nosotros mismos.


Estamos en este mundo para ser nosotros, para crecer liberados de nuestros condicionamientos y encontrar nuestro propio sentido, para alcanzar la realización de todo nuestro potencial humano. Así que sé como eres, déjate fluir para encontrarte con ese quien eres, ese ser auténtico y maravilloso que vive dentro de ti repleto de posibilidades de ser y que solo puede expandirse si lo acoges, lo aceptas y lo abrazas.

Olvídate de lo que crees que debes ser y solo sé tú mismo, arriésgate a sentir lo que sientes, acepta y agradece tu vida. Limpia tus ojos de ayer y estrena una mirada nueva, deja que resuene en tu interior con toda su fuerza:

"Esta soy yo y así está bien".


Recuerda que en Octubre, en el Teléfono de la Esperanza de Valencia en fechas todavía por concretar, comenzaremos los Talleres de AUTOESTIMA, de los de mayor acogida y que te proporcionaran recursos y herramientas para aprender a quererte más y mejor.
En breve lo publicaremos en: 
http://www.telefonodelaesperanza.org/valencia/actividades


MARÍA GUERRERO ESCUSA
Psicóloga, profesora de la Universidad de Murcia y colaboradora de AVIVIR, la revista del Teléfono de la Esperanza

Guerrero, M. (2013). Aprender a quererse a sí mismo. Cuida tu salud emocional. Extraido el 26 de Agosto de 2013 de: http://www.cuidatusaludemocional.com/2013/07/aprender-quererse-uno-mismo.html

jueves, 29 de agosto de 2013

Cómo superar el síndrome post-vacacional

Estamos en periodo de vacaciones, y eso significa que mucha gente aprovecha estos días de relax para ir a la playa, escaparse a la montaña alejado del mundanal ruido, o hacer el viaje de sus sueños a la otra punta de la Tierra. Sin embargo, cuando volvemos de nuevo a la rutina, seguro que muchos de vosotros sufriréis lo que se denomina como “síndrome post-vacacional”, una afección que sufren más del 60% de los españoles que vuelven a casa tras el verano.

¿Formas tú parte de este tanto por ciento y por tanto quieres que la vuelta al trabajo sea lo menos traumática posible? Pues entonces presta mucha atención a los siguientes consejos que te mostramos a continuación. Seguro que así vuelves con energía mucho más positiva.

• Vete acostumbrado a los horarios. En verano, siempre tendemos a levantarnos cuando nos place, y cuando volvemos tan repentinamente al trabajo, nos cuesta un mundo madrugar. Por ello, se antoja importante que una semana antes de volver a la rutina, acostumbres a tu cuerpo a levantarte un poco antes de lo normal. Un día sal de la cama 1 hora antes de lo habitual, al día siguiente 2 horas… y así sucesivamente. Seguro que de esta forma te será mucho más fácil levantarte cuando sea necesario.


• Huye de la rutina diaria. Cuando retomamos nuestros respectivos quehaceres profesionales, se tiende siempre a caer a la rutina. Se coge siempre la misma ruta, se habla con la misma gente, se come en los mismos sitios… Esto provoca cierto sentimiento de tristeza que hace que echemos de menos nuestras vacaciones. Para evitar esto, no estaría de más que hicieses cosas fuera de lo normal como deportes exóticos, descubrir nuevos hobbies, o darte una pequeña escapada durante el fin de semana.

• Pensamiento en positivo. Como es normal, justo antes de volver al trabajo, no paramos de pensar en “todo lo que se nos viene encima”. Reuniones, discusiones con el jefe, horarios estrictos… Todo esto hace que surja un estrés añadido. Ante esto, lo primero que tienes que hacer es tranquilizarte y sosegarte. Es también importante que te organices con todo lo que tengas que hacer antes de volver al trabajo. Así evitarás agobios que lo único que harán es desconcentrarte.

• No dejes de hacer las cosas que hacías en las vacaciones. Hay cosas que solo solemos hacer cuando estamos de vacaciones, como por ejemplo ir a la piscina, pasear por la playa, o ir de compras para después tomarnos un helado con un amigo. ¿Por qué no haces también esto cuando vuelvas a la rutina? De esta forma la vuelta a tus obligaciones no será tan traumática y estresante. Y es que gracias a estos pequeños placeres, conseguirás una pizca de felicidad. Además, así también conseguirás relajarte y desconectar un poco de todo lo que te rodea.

Como habréis comprobado, es importante acostumbrarse a ciertos hábitos unos días antes de volver al trabajo. Seguro que si los ponéis en práctica, volveréis a la rutina diaria con las pilas bien cargadas y con ganas de comeros el mundo.



martes, 27 de agosto de 2013

ACTIVIDADES PARA EL NUEVO CURSO EN EL TELÉFONO DE LA ESPERANZA DE VALENCIA


Ya estamos preparando con mucho mimo y cuidado nuestro Programa de actividades para el nuevo Curso que comienza en Septiembre. Todas con un único denominador común: mejorar la salud emocional de tod@s l@s valencian@s que pasarán por ellas a lo largo del año.

Desde aquí os animamos a participar en ellas, a tod@s l@s que no lo hayáis hecho hasta ahora, y a los que ya sois asiduos participantes en las mismas recordaros que podéis pasaros por nuestra sede en C/. Espinosa, 9,1º-1ª para formalizar vuestra inscripción en aquella actividad que deseéis, pues ya sabéis que las plazas son limitadas y la demanda es grande. 

También podéis inscribiros por internet a través de la dirección: http://www.telefonodelaesperanza.org/valencia/actividades para las que ya están programadas, o enviando un correo electrónico a: valencia@telefonodelaesperanza.org para las que todavía no estén publicitadas. 

Para cualquier información adicional sobre las mismas o sobre  las fechas exactas de comienzo podéis llamar al 963 91 60 06.

Algunas de las actividades ya tienen asignada una fecha en estos momentos:


- Curso "CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO", del 3 al 6 de Octubre.

- Taller de "INTELIGENCIA EMOCIONAL" el 15 de Octubre.

- Taller de "AUTOESTIMA", 15 y 16 de Octubre (dos grupos distintos, uno el martes y otro el miércoles).

- Curso "PIENSA BIEN PARA SENTIRTE MEJOR", del 18 al 20 de Octubre.

- Taller de "SEPARACIÓN DE PAREJAS", el 22 de Octubre.
  
- También en Octubre, en fecha por concretar, comenzaremos el Taller de DUELO.

- También se realizarán los Cursos de "PADRES Y EDUCADORES", "AUTONOMÍA AFECTIVA" Y "EL ARTE DE COMUNICARSE BIEN".

- También con el nuevo Curso, a finales de Septiembre, comenzaremos el Programa "ENTRE AMIGOS", que se desarrollará durante todo el año.

Como véis un amplio abanico de Actividades dirigidas a facilitar nuestro Crecimiento Personal y a afrontar la vida de una forma sana y positiva. Es decir, que pretenden darnos herramientas para ser un poco más felices cada día.










domingo, 25 de agosto de 2013

¿Qué es la INTELIGENCIA EMOCIONAL?. El Teléfono de la Esperanza de Valencia trabaja en su difusión.


Cualquiera puede enfadarse, es algo muy sencillo.
Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto,
en el momento oportuno. Con el propósito justo y del modo 
correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.

Aristóteles, Ética a Nicómaco.


Inteligencia Emocional.
Probablemente fue en la obra de Darwin y en la importancia que ésta tuvo a la hora de reivindicar el mundo instintivo y emocional del hombre, donde comenzó a germinar la semilla de este tipo de inteligencia. Pero fue a partir de 1995 cuando se generalizó el uso de este termino a modo de reclamo, para poder resaltar la importancia que tienen los sentimientos en la vida de las personas y colectivos. Daniel Goleman fue quien consiguió que se pusiera el tema sobre la mesa, tras la publicación de algunos artículos y publicaciones científicas sobre el mundo de las emociones. Hoy en día se habla de Cociente Emocional (C.E.) de manera paralela al coeficiente Intelectual (C.I.).

Goleman nos presenta la inteligencia emocional como un tipo de sabiduría complementario a la inteligencia del intelecto (C.I.), que está hecha de una serie de competencias personales y sociales. Hablamos, pues, de autoconocimiento, autocontrol emocional y capacidad de motivarse a sí mismo, como competencias intrapersonales, y de empatía y habilidades sociales como competencias interpersonales.

Es un concepto holista que aglutina en si mismo elementos muy necesarios para las relaciones entre las personas, para con uno mismo y para el buen funcionamiento de los grupos. Habrian tres niveles, el primero sería la inteligencia emocional de Goleman, el segundo sería la inteligencia intelectual y, luego hay un modelo de Inteligencias múltiples de Gardner (inteligencia lingüístico-verbal, lógica-matemática, espacial, musical, corporal-cinestética, intrapersonal, interpersonal, naturalista y existencial), que englobaría a los dos primeros, pero hay un nivel superior e integrador que daría sentido a todos los anteriores y que comprendería a la inteligencia moral y a la inteligencia espiritual, adquiriendo ambas relevancia como nuevo paradigma educativo. 

Desarrollo de la Inteligencia Emocional.
Pues básicamente se trataría de dotar de inteligencia a las emociones, o dicho de otro modo, comprender las emociones y ponerles la inteligencia necesaria para que nos sirvan de ayuda. El esfuerzo por tomar conciencia del dominio de las emociones, tratando de mejorar nuestra conciencia de nosotros mismos y de nuestras relaciones interpersonales. 
Se trata de sacar el mejor partido a la emoción, reconociendo los propios sentimientos y manejándolos de un modo vitalmente satisfactorio para resolver problemas de naturaleza no racional. Gran parte de nuestra felicidad depende de cómo gestionamos nuestros sentimientos. Por eso, desarrollar las competencias intra e interpersonales de la inteligencia emocional nos permite manejar con más soltura los sentimientos, tomando las riendas de nuestros impulsos emocionales, moldeando nuestros hábitos emocionales o los de nuestros hijos, ya que estos se inician en la niñez. Aquí en esta fase precoz, juega un papel fundamental el apego y la adaptación emocional, ya que hay una correlación fuerte entre un apego seguro y un correcto control emocional y social de los hijos. 

Las emociones crecen en familia (por Ángel Madrid)
La inteligencia emocional es esencial para el crecimiento y desarrollo de las personas, ya que define su forma de ser y de actuar. Esta es importante en la educación del niño para el futuro crecimiento personal.

La familia es una verdadera escuela. Lo ideal, es que en ella se aprenda a expresar cariño, afecto, miedo, alegría, tristeza y valoración. Y es este circulo social, en especial los padres, los encargados de guiar las emociones de sus hijos, para que estas tomen el mejor rumbo. 
El mundo de las emociones, los sentimientos y los afectos son tan importantes como la razón y se deben enseñar a la par. 

"Hay que educar a los niños para que aprendan a expresar sus emociones desde temprana edad, de esto depende su felicidad", explica Ángel Madrid Soriano, psicólogo y Presidente del Teléfono de la Esperanza de Valencia.
El mundo de los sentimientos es el termómetro que mide la felicidad de la gente. Y ésta consiste, habitualmente, en tener emociones de bienestar, tranquilidad y afecto. 

"Antes, para triunfar en la sociedad de consumo no hacían falta las emociones, casi estorbaban. Pero estábamos equivocados, las personas no solo somos seres racionales-cognitivos, sino que también tenemos una dimensión tan importante, como es la racional-emocional", cuenta Ángel Madrid. 

Y es verdad, los sentimientos son necesarios para desarrollar cualquier tipo de actividad, para lograr los objetivos deseados y con mayor razón para encontrar la felicidad. 

Eduque a sus hijos 
Los niños, especialmente en su etapa de crecimiento, absorben todo lo que ven y escuchan. Por eso, es esencial que en este periodo de sus vidas los padres estén presentes, con su compañía, pero ante todo con los consejos y el apoyo para que los pequeños tengan un desarrollo adecuado. 

La inteligencia emocional es clave en este proceso, ya que le permite a las persona demostrar lo que sienten con cautela y respeto, sin herir o irrespetar los pensamientos de los demás. 

"Los niños que aprendan a manejar esto desde pequeños, tienen un futuro asegurado. Ya que si no sacamos los sentimientos adecuadamente, se pudren", dice Ángel Madrid. 

Por otro lado, Ángel Madrid concluye enfatizando en que "los sentimientos no son ni morales, ni inmorales, son amorales. Están puestos por la naturaleza, lo importante es saber expresarlos adecuadamente en el tiempo y con la persona oportuna. Porque la represión o expresión inadecuada de ellos crea con el paso  de los años enfermedades psicosomáticas.

Conscientes de la importancia de este tema para la Salud Emocional de los usuarios que acuden al Teléfono de la Esperanza, desde Valencia organizamos todos los años nuestros Talleres de Inteligencia Emocional, dirigidos a todas aquellas personas que pretendan desarrollar su propia capacidad de ser emocionalmente más inteligentes. Próximamente, con la apertura del nuevo curso, iniciaremos un nuevo Taller. Dada la demanda de participantes, todos los interesados pueden inscribirse y reservar ya su plaza para el próximo Taller. 

Para ello, pueden dirigirse por correo electrónico a valencia@telefonodelaesperanza.org, llamar al 963916006 o personalmente en nuestra sede de C/. Espinosa, 9,1º-1ª. No pierdas esta oportunidad de desarrollarte a través de tu Inteligencia Emocional.

 

Autor: El Mentalista

Bibliografía:
Goleman, D. (1995). Inteligencia Emocional. Barcelona: Kairos.
Arcila, A.M (2010). Diario EL COLOMBIANO. Medellín (Colombia). Extraido el 24 de Agosto de 2013 de
http://www.telefonodelaesperanza.org/noticias/view/4325

sábado, 24 de agosto de 2013

¿QUIÉN SE HA COMIDO MI QUESO?


Es el título del libro de Spencer Jonhson que relata una bella parábola sobre cómo afrontar la adversidad. Comienza así: “érase una vez, hace mucho tiempo, en un país lejano, donde vivían cuatro pequeños personajes, que recorrían un laberinto buscando el queso que les alimentara y les hiciera sentirse felices”. Cierto día el queso desapareció y cada uno de los personajes (dos ratones: Fisgón y Escurridizo, y dos liliputienses: Hem y Haw) reaccionaron de forma diferente ante esta adversidad: pasivamente, maldiciendo a los que se lo habían llevado o poniendo los medios para encontrarlo. Un día, tras diferentes dudas y cavilaciones, se ponen en marcha en busca del “queso”, y tras superar diferentes obstáculos, encuentran un “nuevo queso”.


Reflexión: Aquí el “queso” puede representar los objetivos, que cada uno se programa en el laberinto de su propia vida: ganar dinero, conseguir poder, ser famoso, formar una familia, etc. Y cómo tras la frustración, por no haberlo conseguido se produce la angustia por la pérdida. No obstante, esta misma situación puede catapultar hacia nuevos objetivos o “nuevo queso”, más asequibles y posiblemente más placenteros.


Este relato nos aporta una gran lección: ante cualquier adversidad (pérdida del queso) lo más significativo no es la pérdida en sí, sino cómo reaccionamos: pasivamente, quejándose de la mala suerte o actuando.   Además, podemos afirmar que la adversidad forma parte de nuestras vidas. Unos mas que otros hemos pasado por la fragua del sufrimiento. Pero, lo importante no es la cuantía de las adversidades que hemos pasado, sino cómo las hemos combatido. Por esto, es un error la actitud de las personas que “presumen” de sus adversidades, como si fueran medallas que han conseguido en el campo de batalla de la vida.

Para terminar, cuatro pensamientos entresacados del mencionado libro:

“Cuanto más importante es el queso para ti tanto más deseas conservarlo”.
“Si no cambias, te puedes extinguir”.
“El movimiento hacia una nueva dirección te ayuda a encontrar un queso nuevo”.
"Es más seguro buscar en el laberinto que permanecer en una situación sin queso”.


Alejandro Rocamora Bonilla, Psiquiatra-Miembro fundador del TE

jueves, 22 de agosto de 2013

WARRIOR (GUERRERA)


Queridos/as amigos/as os presentamos una formidable canción, llena de sensibilidad y fuerza, de la cantante inglesa Demi Lobato. Habla de cómo nos recuperamos de situaciones adversas en la vida y como hay vida después del desamor. 
Una auténtica joya que te transmitirá paz y serenidad... y tal vez alguna lagrimita.

Lo sorprendente es que la interpreta Audrey Foster, una chica valenciana que estudia en Londres y cuyo nombre real es Adriana Alcaine. Además es nieta de nuestra compañera en el Teléfono de la Esperanza de Valencia, Fina Almarche. Como podéis comprobar la chica promete y sin duda su futuro estará lleno de abundantes éxitos. Mientras tanto nos deleitamos con su magnifica voz y sus acordes al piano, su verdadera pasión. Una joya por descubrir, llena de Esperanza.
Os incluimos también el vídeo con la versión original de Demi Lobato, traducida al español, para que podáis apreciar la letra de esta bella canción.
Merece la pena.

VERSION DE AUDREY FOSTER:
            

VERSIÓN ORIGINAL (LETRA TRADUCIDA):
    

miércoles, 21 de agosto de 2013

Consejos para Mejorar la Memoria de tus Hijos


Una de las áreas de investigación que más interés suscita entre los neurólogos es la memoria cerebral. Actualmente los nuevos estudios están creando nuevas ideas de cómo funciona realmente el cerebro en este campo.



Mitigar el Estrés: El estrés afecta al cerebro más primitivo de tal forma que no permite fluir la nueva información a la parte del cerebro más avanzada, llamada córtex prefrontal, es ahí donde la memoria a largo plazo se recoge. Establecer rutinas para el disfrute de los niños, o sorpresas, desestresa al niño, lo que hace que su mente esté más abierta y sus redes cerebrales funcionen mejor, llevando dicha información al “almacén” de memoria.
Captar la atención: Eventos que capten su atención crean recuerdos fijos. Averigua que va a estudiar el niño en el colegio, y cuelga posters publicitando o dando consejos sobre ese tema y provocando en ellos una sensación de curiosidad. La curiosidad activa el cerebro.

En relación con este punto de mejorar la atención, se recomienda tomar vitaminas y minerales para una mejor concentración.




Usar los colores: El cerebro sólo registra una pequeña parte de la información que percibe en cada segundo. Un filtro en la parte inconsciente de nuestro cerebro decide qué registra. Los colores son algo que consigue atravesar este filtro especialmente bien.




Innovación: Si haces que su experiencia de estudio sea una novedad e innovas, será más fácil para su cerebro adquirir conocimientos. Usa vídeos de internet, ponte un sombrero gracioso, justo antes de que tus hijos empiecen a estudiar.


Significado personal: Los niños deben preocuparse lo suficiente por la información o considerarla algo importante para ellos para que en sus cerebros se atraviese el filtro de contenido y sea archivado en memoria. Usa los intereses de tu hijo para conectarlo con los estudios.

Memoria relacional: El cerebro retiene la información durante menos de un minuto a menos que consiga conectar con otro nivel de prioridad de conocimiento. Trata de activar esta parte de su mente recordándoles cosas que han hecho en familia o que han aprendido en otros lugares, que se relacionen con la nueva información.


Patrones: El cerebro es un órgano buscador de patrones. Cuando tus hijos reconocen las relaciones entre nuevo y antiguo conocimiento de alta prioridad, su cerebro puede crear una conexión entre la nueva información y la vieja, asignando la nueva información a la misma categoría de conocimiento en la memoria a largo plazo.


La práctica afianza conocimientos: La información procedente de cada sentido se almacena en una parte específicamente reservada en el cerebro para dicho sentido. Repasa el material usando múltiples actividades que despierten varios sentidos, así sus redes neuronales almacenarán la información en múltiples zonas del cerebro. El cerebro de tus hijos creará diferentes caminos para acceder a la memoria almacenada, lo cual la hace más eficiente. Cuando un recuerdo es recordado habitualmente, se fortalece su circuito neuronal, lo que hace fortalecer la memoria.

Llegados a este punto veamos un extracto del programa Redes en la que un experto nos explica cómo funciona la memoria:


martes, 20 de agosto de 2013

EL ENSAYO Y EL ERROR O EL ARTE DE APRENDER A EQUIVOCARSE.


Nuestra forma más fundamental de aprendizaje es por medio del ensayo y el error. Así comenzamos a caminar. Si tienes un niño cerca para observar, puedes notarlo fácilmente. Trata de erguirse, cae, y vuelve a intentarlo. Así hasta que de tanto ensayo y error, lo consigue.


Repetiremos estas conductas toda nuestra vida y en objetivos cada vez más complejos y abstractos. Como no nacemos perfectos ni realizados, sino que debemos seguir todo un desarrollo psicoevolutivo, durante nuestra existencia cometeremos muchos errores. Habrá muchos ensayos que terminarán en fracaso. Thomas Alva Edison, inventor de la bombilla, antes de conseguir que se encendiera la primera, fracasó en mil ocasiones. Uno de sus discípulos le preguntó si no se desanimaba ante tanto fracaso. Él le respondió: "¿Fracasos? No sé de qué me hablas. En cada descubrimiento me enteré de un motivo por el cual una bombilla no funcionaba. Ahora ya se mil maneras de no hacer una bombilla".
 Por tanto, no olvides, tendremos tropezones y caídas. Son parte inevitable de la vida. Pero cada error es una oportunidad para aprender algo nuevo. En la vida no existe el éxito y el fracaso, pues si perseveramos en nuestro empeño, triunfamos o aprendemos. No hay otra alternativa.

Así pues lo que te permitirá evolucionar y realizarte, es aprender de tus errores. Reflexionar sobre ellos para no repetirlos. Te equivocaste en algo y aprendiste cómo no debe hacerse. Luego, estás más cerca del éxito pues cada vez es más posible dar con la fórmula correcta.

Por ignorancia, por falta de experiencia o madurez, seguramente habrás dañado a más de alguien en tu vida. Lo hecho, hecho está. Sin embargo, es conveniente meditar para no cometer el mismo error ahora que tienes mayor conocimiento de la vida.

Si has cometido equivocaciones, y seguro que es así, aprende a perdonarte. Lo importante es que no vuelvas a tropezar en lo mismo. No culpes a nadie de lo sucedido, ni a ti ni a los otros. Perdónate y te será más fácil perdonar a los que puedan haberte ofendido o herido. Lo han hecho por falta de experiencia y madurez, quizás igual que tú alguna vez lo hiciste con alguien.

Vive con más paz tu existencia: perdónate y perdona. Ámate y amarás mejor. Aprende a equivocarte y a cometer errores sin sentirte culpable y te harás más humano. El Arte de aprender a equivocarnos es parte fundamental de nuestra felicidad.

Nos lo dice mejor el cantautor Álvaro Fraile en esta maravillosa canción:


           
Ensayo y error
LETRA Y MÚSICA: ÁLVARO FRAILE (NO SOBRAN LAS NUBES)

Uno no gana si no pierde algo
y así me decido a tirar
que cuando yo digo sí
y la vida un no
pues habrá que luchar

yo no me rindo aunque me cueste
a veces mirar con paciencia y con fe
que fracasar es dejar
de intentarlo otra vez
y es que habrá que luchar

no me quejo del ensayo
aunque acabe siempre en error
el sol que ayer me quemaba
es el sol que busco
aunque me queme también hoy
aunque me queme

pruebo a probar
de otra forma no sé
que la vida es ensayo y error
me arriesgo a intentar
que arriesgar es saber
que alguna de éstas acierto

nadie nos dijo que esto fuera fácil
y así me consuela pensar
algunas veces comprar
y otras muchas vender
pues habrá que luchar

no me asusta el problema
si no encuentro la solución
la estrella que no encontraba
tal vez si busco
en otro cielo salga hoy
en otro cielo 

pruebo a probar
de otra forma no sé
que la vida es ensayo y error
me arriesgo a intentar
que arriesgar es saber
que alguna de éstas acierto

…me arriesgo a intentar
que mi riesgo esta vez
se convierta en acierto
se convierta en acierto

lunes, 19 de agosto de 2013

CÓMO COMUNICAR SIEMPRE CON EFICACIA


Algo esencial para un profesor debe ser comunicar. Antes incluso que el propio conocimiento de la materia (si conoces mucho la materia pero aburres, te quedas sin público). Pero comunicar es algo que no nos han enseñado en el colegio e instituto y que en las oposiciones tan solo tiene una hora para que un tribunal evalúe tu capacidad para ser profesor, aunque seguramente en lo que se fijen sea en que has tocado todos los ítems que te exige la convocatoria y no si has comunicado. Todos los profesores debemos de hacer un esfuerzo por mejorar nuestra comunicación.


Ángel Lafuente, es un enamorado de la palabra hablada; y lleva 48 años dedicado a difundir el amor por “su chica” como llama a la palabra, a decenas de miles de personas. Angel Lafuente Zorrilla es autodidacta en Oratoria Moderna, Licenciado en Filosofía por las Universidades de Comillas y Complutense de Madrid. Es Profesor Asociado de la Universidad de Navarra a propuesta de su famosa Facultad de Medicina, Profesor Asociado de la Escuela Superior de Ciencias de la Educación del Ministerio de Defensa y fundador del “Instituto de Técnicas Verbales”. Ha creado un método único en el mundo, de altísimo rendimiento profesional, y que se distancia de cuantos existen en el mercado de la formación. Es por ello que, por ejemplo, el que fuera Vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, eligió a Ángel Lafuente para formar a 250 Vips españoles comprometidos con la difusión del cambio climático.



domingo, 18 de agosto de 2013

Pensamientos de Ángel Madrid a modo de Decálogo sobre el voluntariado.



ÁNGEL MADRID SORIANO, Presidente del Teléfono de la Esperanza de Valencia.

Aquí recogemos a modo de decálogo los pensamiento de Ángel sobre el voluntariado:





1.- El voluntario es libre para entrar y salir de la organización, pero una vez dentro tiene que mantener y cumplir los compromisos.

2.- El voluntariado no es para ocupar el tiempo libre. En muchas ocasiones los voluntarios dedican el tiempo que no tienen, no el que les sobra.

3.- Hay que ser solidarios hasta por propio egoísmo: el voluntario recibe mucho más de lo que da.

4.- El voluntario es una persona con problemas, pero no una persona problematizada.

5.- El que ha sufrido sabe mejor como acercarse al sufrimiento de los demás.

6.- Hay que escuchar a los demás con toda el alma, sin interferencias exteriores, sin ruidos externos.

7.- El voluntario tiene que ser un revolucionario en nuestro mundo: hay tanto dolor y tanto sufrimiento, que no podemos estar de acuerdo con él.

8.- La llave de la felicidad está en uno mismo. Nadie nos puede hacer felices ni dichosos, salvo nosotros mismos.

9.- El voluntario es una persona animada y animadora, que transmite sobre todo lo que es, mucho más que lo que piensa.

10.- El voluntario se está formando siempre y siempre está en proceso de crecimiento.
                                       


Gracias Ángel por toda una vida de esfuerzo dedicada al que sufre, y por la sabiduría de tus palabras en este Decálogo.


sábado, 17 de agosto de 2013

El cerebro enamorado.

¿Cómo funciona un cerebro enamorado?. ¿Qué procesos cerebrales intervienen en el enamoramiento.? 

En el enamoramiento, tras el impulso emocional del inicio, se ponen en marcha los circuitos cerebrales de la confianza para consolidar el vínculo amoroso, y se silencian específicamente la áreas que crean distancias, aquellas que se activan en estados depresivos o de tristeza», asegura Natalia López-Moratalla, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Navarra. «Diálogos y silencios entre las neuronas atan a los enamorados por una doble vía: atrayéndoles al activar la vía de la recompensa emocional, y superando las distancias personales al desactivar la desconfianza», explica la experta.

En este proceso la vista, además de la voz o el intelecto, juega un papel importante: «Ver el rostro de la persona enamorada es importante para despertar y mantener el enamoramiento, ya que provoca una serie de emociones positivas que le llevan (a la persona enamorada) a empatizar, conocer los sentimientos e intenciones y ajustar las respuestas. Mirarse a los ojos hace compartir un mundo en que ambos se funden», asegura la experta. Y, además, como dice la sabiduría popular, «el amor es ciego, porque esa emoción oculta los defectos del otro, acerca el uno al otro y hace desaparecer las distancias creando confianza».



Gustar y querer. Sin embargo, esta etapa de obnubilamiento debe dar paso a la claridad del amor, y no todas las culturas lo experimentan de la misma forma. Este vídeo de la Universidad de Navarra explica cómo una investigación con voluntarios orientales enamorados ha permitido confirmar que el «gustar» y el «querer» se procesan de forma separada en el cerebro. Los orientales, por muy enamorados que estén, sopesan la relación con más cuidado, y toman en cuenta aspectos negativos más fácilmente que los occidentales. «Las bases biológicas del enamoramiento son universales pero las tradiciones, como los matrimonios concertados por la familia, influyen en la evaluación que el cerebro hace de la recompensa», afirma la experta de la Universidad de Navarra.



En cuestión de sexos también hay diferencias. Como afirma la catedrática «los estudios realizados indican que las mujeres emplean más la oxitocina, la hormona de la confianza, que además aumenta su nivel con el contacto físico y la mirada. Domina en ella la empatía emocional. Por el contrario, -añade-, los hombres usan más la vasopresina, que potencia la testosterona y facilita una empatía más racionalizada, y aumenta la detección de estímulos eróticos».



Igualmente, la manera de afrontar los celos es distinta según el género. López-Moratalla lo resume del siguiente modo: «El cerebro femenino ante una situación de peligro de la relación muestra el pánico y la inseguridad de ser desplazada emocionalmente. Sus niveles de oxitocina facilitan una cierta tolerancia espontánea por la traición sexual. En los varones, en cambio, se activan las áreas relacionadas con conductas agresivas y sexuales». Y concluye: «La vasopresina tiene el efecto opuesto a la oxitocina: conecta las áreas del juicio y la emoción negativa, rompiendo la confianza y fomentando el deseo de confrontación física. La conducta aparece violenta especialmente si la despierta la infidelidad sexual de su pareja».







viernes, 16 de agosto de 2013

Nueva terapia para la familia


Aleandro Rocamora Bonilla, Psiquiatra y miembro fundador del Teléfono de la Esperanza.

Hasta mediados del siglo XX se consideraba la enfermedad mental como una vivencia personal; el individuo era el único causante de su propia situación. La teoría más defendida consideraba la genética el origen de la enfermedad mental.

En los años 50-60 del siglo pasado, la Escuela de Palo Alto (California), en contra de los postulados defendidos por el psicoanálisis y apoyándose en las teorías cibernéticas, defendió la “teoría sistémica” para explicar el origen de los trastornos mentales.
La familia se constituye así en el caldo de cultivo de todos los problemas psíquicos y por lo tanto también debe ser la protagonista en la solución. Desde ese momento ya no se habla de enfermo sino de “paciente identificado”, para subrayar el hecho de que toda la familia está enferma y lo que ocurre es que uno de sus miembros es portavoz de la enfermedad.
Una consecuencia importante: no hay que tratar sólo al enfermo sino a toda la familia. Aparece así la terapia familiar sistémica.

Una tercera vía, más actual, defiende una postura más ecléctica. El modelo psicoeducativo de terapia familiar admite en el origen de la enfermedad mental una doble causa: la genética (hoy hablamos de vulnerabilidad genética), pero también considera de suma importancia los factores ambientales y vinculares (familia, amigos, escuela, etc.) y por tanto los tratamientos se deben realizar en una doble perspectiva: farmacológica y psicoterapéutica.


En las últimas décadas ha aparecido un nuevo modelo de familia donde lo que se defiende es una mayor igualdad entre sus miembros, una mayor libertad, una mayor socialización y donde aparecen nuevas formas de convivencia.
La familia como conjunto puede favorecer o entorpecer la propia dinámica de sus miembros. En términos generales, podríamos afirmar que el entorno familiar puede jugar el papel de verdugo o de víctima. Con su hostilidad puede incrementar el sufrimiento del enfermo, o convertirse en su "paño de lágrimas", aceptando "heroicamente" las exigencias de la enfermedad. De cualquier manera, la familia nunca será un elemento insensible en el proceso curativo del enfermo, sino que, como un catalizador en una reacción química, tiene el poder de acelerar o retardar el final del proceso.

La familia sana no se distingue por la ausencia de problemas sino porque su bienestar se produce cuando se ha conseguido armonizar a todos sus elementos, respetando sus posibilidades y también sus limitaciones, pero sin olvidar las exigencias del propio grupo. En este difícil equilibrio entre las necesidades del individuo y del colectivo es donde puede florecer la salud mental de todos los componentes de la familia.


La familia no será feliz si no consigue crear un clima de amor y seguridad, que posibilite crecer a los pequeños y robustecer las estructuras más sanas de los padres. Toda la familia tiene el mismo objetivo: el bienestar de sus miembros, aunque en ocasiones no se ponen los medios adecuados: por ejemplo, cuando los padres tienen comportamientos patológicos (violencia, abusos sexuales, etc.) o cuando lo que predomina en el clima familiar es el temor, la desconfianza, la envidia, etc.

Padres e hijos debemos aprender a escuchar, no solamente a oír, a los otros. La familia sana es aquella que permite decir lo que siente y también recibir, sin descalificaciones, las opiniones de los demás. En este encuadre, todos los miembros familiares deberían tener como un sexto sentido para poder captar el estado de ánimo del que tiene junto a su mesa. Convivir no solamente es compartir habitación, sino estar alerta para detectar los pequeños y grandes sufrimientos del otro.



El diálogo es una manera de expresar una “escucha atenta”. Dialogar y negociar casi siempre van unidos. Este axioma se ve claramente en el diálogo con el adolescente.
La familia es esencialmente cambio, y por lo tanto, todos sus miembros deberán hacer un esfuerzo para adaptarse a las nuevas situaciones. Muchos conflictos se producen por la tendencia de algunas familias a permanecer ancladas en el pasado. En muchas ocasiones, la confrontación en la familia se produce precisamente por exigir a los demás según sus posibilidades reales. Comentarios como: “mira qué buenas notas ha sacado tu hermano...”, o “yo a tu edad estudiaba y trabajaba” deberían abolirse.

Decía la psicoterapeuta Virginia Satir que la familia sana se caracteriza porque sus miembros tienen una autoestima alta, la comunicación es directa, clara, específica y sincera, las normas son flexibles y se acomodan a la propia evolución de cada familia y por último, mantiene un vínculo abierto y confiado con la sociedad que le rodea.

http://www.laregionenlinea.com/index.php?option=com_content&view=article&id=16390:nueva-terapia-para-la-familia&catid=88:reflexion&Itemid=1360